top of page
Buscar
  • Foto del escritorAsier Hernando

Inversión: diseñar tu vivienda pensando en la venta (aumentando su valor)



A la hora de adquirir, reformar o construir una vivienda, lo hacemos -como es lógico- pensando en nuestras necesidades, gustos y requisitos acordes a nuestra familia y nuestro estilo de vida; sin embargo, es importante que aunque no sea un planteamiento a corto o medio plazo, tengamos en consideración algunos elementos que a futuro pueden hacer que nuestra vivienda resulte más atractiva y nos lleve a aumentar el valor del inmueble en caso de ponerla a la venta.

¿Cuáles son los factores más relevantes a la hora de añadir valor a una vivienda y hacerla más atractiva?

1. El exterior:


- FACHADA: Dado que la primera impresión tiene un gran peso en nuestra manera de percibir las cosas, es muy importante cuidar el diseño de la fachada, su conservación, estética y materiales.

- JARDÍN: a veces no es preciso contratar a un paisajista, aunque es interesante configurar un espacio ajardinado con cierto atractivo, no sólo verde y funcional. Una estratégica elección de flores, arbustos, arboles, la instalación de zonas de paso… influirán positivamente en el primer contacto con la vivienda.

- PUERTA de ENTRADA: sencilla o con personalidad, funcional, durarera y mejor si tiene algún elemento de seguridad, por ejemplo, que sea blindada o que cuente con un sistema de acceso especial. En el caso de puertas de garaje, por ejemplo, es muy importante que cuente con automatismo.

- PISCINA: Según algunos registros, el valor de una vivienda con piscina puede aumentar el valor de un inmueble en más de un 10%, especialmente si la vivienda está enfocada a acoger a una familia. El diseño de la piscina deberá estudiarse bien, con el fin de que los gastos de mantenimiento y cuidado sean lo mínimo posible.

- TERRAZA: se ha convertido en uno de los elementos más valorados en una vivienda, cumpliéndose por norma que a mayor número de metros de terraza, mayor el precio del inmueble. En lugares del norte, como es nuestro caso, se apreciará incluso que esta terraza cuente con acristalamiento o cierre, de manera que pueda disfrutarse o darle mayor uso a lo largo del año.

- VISTAS: diseñar la vivienda enfocando las zonas principales a las mejores vistas. Poder tener una visual hacia un skyline, jardín o zonas verdes, un parque o el mar…son grandes valores añadidos. Los dormitorios localizados en la zona mas silenciosa, con menor transito y más tranquila siempre ayudan a la hora de comercializar el inmueble.

- LOCALIZACIÓN: puede resultar de Perogrullo que el valor de la vivienda depende de la ubicación, pero a veces ocurre que disponemos de dos terrenos entre los que podemos elegir. Los aspectos más valorados a la hora de dar mayor valor a un inmueble en relación a su ubicación son: 1. Vistas 2. Distancia a transporte publico 3. Accesibilidad (carreteras principales y conexiones, distancia a los municipios cercanos) 4. Servicios: colegios, supermercados, salud. 5. Inclinación: cuesta o en llano, 6. Zonas de ocio, deporte, club social y esparcimiento cercanos.



2. El interior:


- SUPERFICIE: es bien sabido que a más metros, mayor es el precio de una vivienda; sin embargo, a la hora de valorar la superficie es importante pensar bien en la distribución. Tras la pandemia la gran demanda ha sido la de espacios que aporten una sensación de amplitud, el llamado open-concept, es decir áreas abiertas, bien comunicadas. Por ejemplo: salón- cocina en un único hueco, walk-in closets junto al baño en el mismo dormitorio principal… Se trata de que las estancias sean luminosas y abiertas, eliminado cuartos pequeños o largos y estrechos pasillos. Las zonas comunes deben estar pensadas para la funcionalidad y el disfrute.

- COCINA: la cocina es uno de los principales elementos a la hora de valorar una vivienda. En este sentido se debe apostar por un diseño moderno, en colores más o menos neutrales (evitar colores fuertes o llamativos). La elección de los electrodomésticos de calidad media-alta y eficientes, placa de inducción, con un espacio altamente funcional. Hay detalles de moda hoy en día como son: las islas, el armario desayunador o la nevera para el vino (cava).




- BAÑO: Es el segundo elemento al que más atención se presta a la hora de adquirir una vivienda, una estética actual, de diseño moderno y colores neutrales. El tamaño de la ducha, hidromasaje, calefactor toallero, son pequeños detalles que resultan especialmente atractivos a los futuros compradores.




- ARMARIOS: los compradores de hoy no sólo buscan habitaciones o cocinas modernas, son muy conscientes de la necesidad de espacio para almacenaje y organización. Los armarios y espacios para guardar no sólo ropa, maletas, skis y otros elementos cobra cada vez mayor relevancia. El diseño deberá ser actual, los armarios en madera de elondo o estilos anticuados o sin revestir no están bien considerados.




- ILUMINACIÓN: La iluminación natural y artificial son fundamentales a la hora de decantarse por una vivienda. Será necesario considerar la orientación del inmueble, que afectará a la iluminación y también al factor térmico. En las zonas menos iluminadas trabajar bien la luz indirecta o colocar estratégicos puntos donde la luz tenga un papel decorativo, serán aspectos muy interesantes a considerar. Mejor si son de bajo consumo o con LED.

- ASCENSOR: normalmente este elemento se valora más en viviendas de varias alturas y entornos urbanos, aunque cada vez tiene más peso en las residencias unifamiliares, pensando en la funcionalidad de un inmueble cuando sus residentes se hacen mayores o tienen algún tipo de discapacidad.

- DOMÓTICA: la funcionalidad que ofrecen las viviendas inteligentes tiene un gran atractivo, este servicio puede dar lugar a la instalación de automatismos, colocar hilo musical, cerraduras electrónicas, sistemas de seguridad, control remoto de la calefacción…

- DISEÑO y ACABADOS: a la hora de elegir los acabados de una vivienda debemos considerar no sólo su estética, sino su mantenimiento y durabilidad. Los diseños más minimalistas y neutrales suelen ser, en general, los que mejor salida tienen.

- EFICIENCIA ENERGÉTICA: a día de hoy este factor adquiere un gran peso en la decisión de compra de una vivienda, tanto por los costes energéticos como por conciencia medioambiental. Algunas estadísticas apuntan que ya un 20% de los compradores demandan específicamente viviendas comprometidas con la sostenibilidad. Esto puede conseguirse con la instalación de paneles solares, aerotermia, calderas eficientes, detectores de presencia que regulen la iluminación o tecnologías inteligentes que ayuden a minimizar el gasto energético y reduzcan el coste de la factura de los suministros.





18 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page